LA TERAPIA DE EFICACIA EMOCIONAL COMO ALTERNATIVA PARA MANEJAR EMOCIONES INTENSAS



La terapia de eficacia emocional (EET) desarrollada por Matthew Mckay & Aprilia West (2019) es un modelo transdiagnóstico que integra la terapia de aceptación y compromiso (ACT), la

terapia dialéctico-conductual (DBT) y la terapia de exposición. La terapia consta de un protocolo

de 8 sesiones para adultos con altos niveles de ansiedad, depresión, impulsividad e ideas

suicidas.


La EET está diseñada para trabajar la desregulación emocional crónica, la cual se divide en los

siguientes 5 componentes: (1) conciencia emocional; (2) aceptación consciente; (3) acción

basadas en valores; (4) afrontamiento consciente y; (5) práctica de habilidades basadas en la

exposición.


El desarrollo de la conciencia emocional es clave a la hora de hacerle frente a los

pensamientos, sentimientos, sensaciones e impulsos. La aceptación consciente, es cuando

incitamos al cliente a vivir la experiencia sin juzgar el momento presente. En cuanto a las

acciones basadas en valores, ayuda a conocer la importancia de ejercer una elección proactiva

versus tener una evitación reactiva. Para ayudar a los clientes a ampliar las opciones y a tomar

decisiones basadas en sus valores, está el componente del afrontamiento consciente. Mientras

que la práctica de habilidades basadas en la exposición, es una técnica de exposición

imaginaria donde se practican las destrezas aprendidas dentro de la sesión.


A través de mi experiencia como psicóloga clínica, entiendo que este modelo se distingue por

introducir las técnicas de exposición dentro de las terapias cognitivo-conductuales de tercera

generación. A juzgar por Mckay y West, la exposición puede ser difícil para los clientes que

tienen poca tolerancia a la angustia y que también pueden ser especialmente sensibles a las

sensaciones somáticas, como ocurre con el trastorno de pánico. Por lo que exponer a un cliente

a la experiencia emocional dentro de la sesión es esencial para localizar el momento de

elección durante una situación que desencadene fuertes emociones.


Un ejercicio clave dentro de la terapia es el de “momento de elección”, un concepto que fue

iluminado por Victor Frankl, en el cual él se dio cuenta que las emociones surgen naturalmente

en respuesta a lo que está sucediendo dentro y alrededor de nosotros. Sin embargo, entre el

estimulo que te produce una emoción y la respuesta, existe un espacio en el cual podemos

controlar y elegir a cómo podemos responder. Esto nos ayuda a no ser impulsivos y/o actuar de

manera automática. Es ahí donde podemos encontrar la verdadera eficacia de las emociones.


Ejercicio: Momento de elección


A través de este ejercicio le enseñas al cliente a actuar de manera consciente ante aquellos

estímulos que le produce emociones de angustia. Al cliente se le explica lo siguiente:

Entre un estímulo y una respuesta existe un espacio.

En este espacio radica nuestra libertad y poder para elegir nuestra respuesta.

En esa elección radica nuestro crecimiento y felicidad.

En este momento te das cuenta de que estás reaccionando emocionalmente ante un estimulo.

Te das cuenta de que tienes el poder de elegir cómo responder.


Puedes pensar en ello como una pausa sagrada, donde tú eliges cómo vas a reaccionar ante el

estímulo que tienes de frente.


Seguido de esto, se le enseña al cliente destrezas de afrontamiento conjunto a un plan

personalizado de eficacia emocional.


En resumen, EET les enseña a los clientes el arte de la aceptación radical a través de la práctica

de la observación y aceptación de las emociones, tomando consciencia del momento de

elección y; seleccionando destrezas de EET para actuar ante las situaciones de vida.


Ayudándolos así a navegar exitosamente las emociones intensas, mostrándoles que ellos tienen

el poder de elegir nuevas opciones para aliviar su sufrimiento.

126 views0 comments